miércoles, 19 de abril de 2017

El curioso incidente del perro a medianoche


Este maravilloso librito que se lee en una tarde o dos, cuenta la historia de Christopher, un muchacho de 15 años con síndrome de Asperger, obsesionado por las matemáticas y por las historias de detectives. La novela está genialmente contada desde el punto de vista de Christopher, de hecho lo cuenta como si fuera el libro que va escribiendo de sus aventuras detectivescas -que no deja de tener una gran analogía con el Quijote-, y empieza cuando descubre al perro de la vecina muerto en el jardín. Es entonces cuando decide emular a su personaje favorito, Sherlock Holmes, e investigar el accidente, sin saber que se verá obligado a hacer cosas que jamás se hubiese atrevido a hacer y  descubriendo otros secretos que lo cambiarán todo.

Resultado de imagen de el curioso incidente del perro a medianocheSu autor, Mark Haddon, consigue magistralmente introducirse en la forma de pensar y percibir las cosas de un adolescente con Asperger, con su pensamiento matemático y deductivo, sus manías, sus pautas, su incomprensión ante las metáforas o el juego de palabras, su manera de relacionarse con los demás. La forma de utilizar el lenguaje es sencillo, abusando de coletillas, como correspondería a la voz del protagonista. Constantemente llena de ejemplos y problemas matemáticos, desviándose del tema, sacando recuerdos del pasado, el libro se convierte en un viaje estupendo por una mente diferente, para la cual las cosas que al resto son sencillas y cotidianas, para ella es toda una odisea (o al contrario cuando se refiere a temas matemáticos).
Un libro que en sus pocas páginas puede sacarte una sonrisa o un momento de tristeza a partes iguales. Nos muestra un mundo que muchas veces los adultos no entienden o no se molestan en entender, ante unos ojos que ni siquiera se dan cuenta de ello.
Una lectura muy agradable y recomendable de esas que se acabarán repitiendo con el paso del tiempo.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Estás sola


Estás sola es una historia de supervivencia protagonizada por una mujer que se presenta a un reality televisivo. Lo que ignora es que, mientras está participando, el mundo real se ha convertido en un campo de supervivencia real, donde de verdad tendrá que demostrar sus capacidades para seguir adelante.
El libro nos sitúa desde dos puntos de vista diferente y desde dos tiempos diferentes. Primero desde el punto de vista de la protagonista, Zoo, en un presente; y otro desde una voz narrativa en el pasado que va contando lo que sucede en el reality desde su comienzo. De este modo se nos presentan unos hechos que despiertan la curiosidad por saber cómo se ha llegado ahí.

Resultado de imagen de estas sola
Aunque el ritmo interno de la novela es ágil, describiendo la acción constantemente, el ritmo general me parece lento. Las situaciones me parecen repetitivas y da la sensación de que las páginas se van acabando pero no hemos avanzado nada. Los capítulos dedicados a lo que pasa en el reality a veces parece una simple transcripción de un programa, en el que los personajes no tienen chicha, no enganchan. La única, lógicamente, la protagonista, ya que nos acompaña toda la novela.
El libro intenta una mezcla de géneros o historias - sobre todo la serie británica Dead set -, pero sin llegar a brillar en ninguna ni ofrecer nada nuevo o sorprendente.
Lo que sí se puede destacar es cómo trata el tema de la manipulación televisiva, sacando a la luz el narrador los entresijos y trampas que un tele espectador no vería, haciendo así al lector cómplice de esa trampa. El punto fuerte para mí es el juego de dudas que se genera al tiempo que acompañamos a la protagonista cuando se queda sola en el mundo. No llegamos a saber durante mucho tiempo si lo que pasa es real o sigue siendo parte del juego. Los pensamientos que surgen en el personaje nos acaban convenciendo de que puede ser tanto una cosa como otra, y esa intriga es lo que nos permite seguir con algo de interés el libro y su conclusión.
En general, es un libro fácil de leer, rápido, asequible, pero que en mi opinión no ofrece nada nuevo, teniendo en cuenta que es el primer libro de la escritora, Alexandra Oliva; sin embargo, me parece que tiene cualidades en ciertos aspectos a la hora de tratar la psicología del personaje principal que pueden dar buenos frutos en futuros libros.

lunes, 27 de febrero de 2017

Diario de diez lunas

La novela está inscrita en un género que está triunfando últimamente llamado Domestic Noir. ¿Y qué es la Domestic Noir? Pues se trata de introducir una investigación policíaca o detectivesca pero cuyo protagonista es una persona que no se dedica a ello, quien lleva la investigación es simplemente la persona que pasaba por allí, o que le pilla en medio; cualquiera de nosotros.
Resultado de imagen de diario de diez lunasEn el caso de Diario de diez lunas, la protagonista es Elena, una excelente empresaria que trabaja en publicidad, y que a partir de que se queda embarazada ve cómo comienza a ser discriminada. Ella no pretende dejarse ningunear, y lucha por sus derechos, pero pronto descubrirá un entramado de corrupción en la empresa para la que trabaja, con blanqueo de dinero, mafias extranjeras, prostitución, prácticas sexuales de todo tipo... Poco a poco, a pesar de su embarazo, Elena pretende llegar al fondo del asunto, descubriendo que no puede confiar en nadie, ni siquiera en su propia familia.
El libro está estructurado de manera que vamos siguiendo el proceso del embarazo como si de un diario se tratara, como el título del mismo dice. La autora detalla con precisión todo el proceso (se lo recomendaría a toda mujer embarazada), la mezcla de sensaciones que se producen en la protagonista, cómo va evolucionando la gestación, sus relaciones con los más cercanos; pero sobretodo los conflictos que crean su estado. La idea de la novela es una reivindicación de la mujer y sus derechos, sobretodo cuando se trata de ser madres, ante una sociedad que hoy en día sigue tratándolas perjudicialmente frente al trabajo, a veces con la excusa de protegerlas como objetos delicados. La trama de corrupción no deja de ser una excusa de fondo para ver cómo la protagonista decide coger las riendas de su vida y luchar por lo que cree correcto. No obstante, esta trama está muy bien documentada, pues se trata de un caso que ocurrió de verdad en los años 90, que es en la época en la que ocurre la historia.
El libro tiene un buen ritmo, y se lee con agrado tanto por la trama de fondo como por lo que afecta en sí a la protagonista todo el proceso. El lenguaje está muy cuidado, los diálogos tienen un toque de realismo, de humor e ironía constante, incluso estando metidos en medio de una trama tan peligrosa, lo que hace que la acción se sienta más cercana al lector... una Domestic Noir en toda regla.

lunes, 6 de febrero de 2017

El instante preciso en que los destinos se cruzan

La novela cuenta la vida de dos personas que, en el entretejer de la inmensa telaraña que es el destino, se verán unidos irremediablemente pese a las distancias y diferencias en sus vidas. Tal vez lo único que los asemeja, sea precisamente lo que los une desde el preciso instante en que se cruzan; y eso que los une es la soledad que siente en sus vidas.
Resultado de imagen de el instante preciso en que los destinos se cruzanKyle es un exitoso músico que vio como su madre se quitaba la vida después de sufrir los abusos contantes de su padre. Esto irremediablemente le marcará de por vida, y aunque haya logrado triunfar, esta sombra le acompañará en sus relaciones con el resto de la gente. Coryn, por su lado, es una joven soñadora que se ve casada muy pronto, con tres hijos, y con un marido que la maltrata.
Por puro capricho del destino, accidentalmente un día se conocen, y desde ese instante quedan marcados el uno por el otro sin darse cuenta; han quedado entrelazados, se han deslizado en las mentes del otro sin quererlo. Aunque ambos sigan con sus vidas, irremediablemente muchos de sus actos y pensamientos se ven afectados por la otra persona, por las dudas y la curiosidad que despiertan en ellos, en una lucha constante de olvidarse del otro o hacerle caso al corazón.
No sólo es un libro de amor. La autora aprovecha para introducir el tema del maltrato, y sus ideas se ven claramente reflejadas en los pensamientos de los personajes, así como en el lenguaje mordaz que utiliza la voz narrativa cuando se refiere a este tema.

El libro se lee rápido y es muy ameno. Los capítulos son cortos - algunos constan simplemente de una imagen o una idea -, como dibujando escenas, cuadros uno detrás de otro que van ilustrando la historia. Esto ayuda a sentirse enganchado en ciertas partes, pero creo que en otras se pierde profundidad, se pierde un poco de la magia que una historia de amor requiere, sobretodo en los momentos más tristes. También hay varias sorpresas y giros que mantienen la curiosidad por saber qué va a pasar con la historia.
Además, la forma de escribir de la autora resulta también muy amena y atractiva, con recursos que aportan al lenguaje modernidad, con mucha ironía y puntos cómicos; pero eso también acaba perdiéndose un poco a lo largo del libro, y termina por diluirse.

En definitiva, creo que el libro merece una lectura, de esos libros que entran rápido y no te dejan mal sabor de boca, pero me quedo con la sensación de que podría haber aportado más, por lo que me transmitía al principio; pero que no deja de ser al final una historia más de amor, en el que la corriente de las páginas te conducen hacia un final feliz... en parte.

Nota aparte sobre el penúltimo capítulo. Sinceramente creo que sobra, tanto porque en verdad no aporta nada y desluce el final, como en la idea en sí que transmite, con la que no estoy de acuerdo personalmente.

viernes, 20 de enero de 2017

La tierra del sol poniente

Libro escrito por Barbara Wood, de esos que ves en los estantes de las librerías, y tanto por la portada como por el lugar de que ocupan, junto a otros compañeros de sección, automáticamente lo catalogas en libros romanticones. Yo particularmente no había leído nunca uno de estos, pensando que se basaba en eso, historias empalagosas, mezcladas con alusiones sexuales que inundarían cada página; pero no, no ha sido tan así.
Resultado de imagen de la tierra del sol ponienteLa historia se centra en Palm Spring, en California, a principio de la década de los veinte. Elizabeth es una joven americana que se enamora de Nigel, un hombre inglés y ambicioso, que la convencerá para irse a California a empezar un imperio. En esta nueva tierra, Elizabeth irá descubriendo la verdadera naturaleza de su marido, en contraposición con la figura de Cody, que encarna la típica figura del cowboy solitario pero altruista y amable. También quedará la joven encandilada y hechizada por aquella tierra, en la que irá descubriendo su propia fuerzae identidad como mujer fuerte e independiente capaz de luchar por sus ideales. La historia además cuenta con otras subtramas de personajes que se van entrelazando.
Hay que reconocer que el libro está muy bien documentado, y que la autora es capaz de trasladarte tanto a esa época, con grandes dosis de datos históricos, curiosidades y forma de vida de los personajes; como a aquellas tierras medio salvajes, con una gran ambientación de los paisajes, terrenos y los pequeños pueblos que iban creciendo poco a poco con la llegada del hombre blanco.
Esto sin duda me parece lo más interesante de esta novela, que a mí, irremediablemente, no deja de recordarme a la típica película de la sobremesa del sábado de Antena 3. Cierto es que los personajes principales están sólidamente construidos, y es fácil sentirse identificados con ellos; aunque en muchos casos el discurrir de sus pensamientos peca en dos cosas: por un lado se hacen repetitivos, copiando en muchos casos el mismo argumento varias veces para incidir en una idea; y por otro, que en ocasiones, en el mismo discurrir de un personaje, sus pensamientos cambian bruscamente; comienzan a sentirse de tal manera, y en apenas unas frases, su línea de pensamiento y sus sentimientos fluctúan hacia una visión totalmente diferente,como si fuera así de fácil. Creo que la autora comete el error de pasar demasiado rápido por este tipo de momentos, buscando la agilidad que luego se pierde en otras cosas. Esto pasa también con la introducción de algunos temas o escenas, que entran bruscamente, y a los que posteriormente se les intenta dar una justificación, pero resulta algo artificiosa.
Sobre los personajes secundarios, hay demasiados para mi gusto, y algunos de ellos se quedan en casi nada, pasan desapercibidos, prometen mucho a lo largo de la novela y acaban desapareciendo sin apenas repercusión.
Lo mismo sucede con lo que parecía el clímax final, con la llegada de la tormenta y la tromba de agua, que parece que va a acabar con todo y poner las cosas en su sitio, y luego de un plumazo, pasa sin apenas repercusiones; nada. De hecho, el antagonista de esta historia, Nigel, a pesar de ver sus plantaciones seriamente dañadas, en un transcurrir del pensamiento como el de antes, sale convencido de que volverá a plantarlo todo y con mil proyectos nuevos en la cabeza para triunfar; y un párrafo más adelante ya nos lo encontramos dando órdenes para plantar árboles y con media plantación recuperada...

En definitiva. El libro históricamente me parece interesante, pero la historia no termina de decirme nada nuevo y los personajes me parecen muy estereotipados. Sin embargo entiendo que este tipo de libros atraiga a mucha gente. No deja de ser una bonita e idílica historia de amor y de pasiones, así como de lucha por los ideales de cada uno, ya sean buenos o malos.

martes, 17 de enero de 2017

La llegada


Peliculón. Obra maestra. Sí, acabo de terminarla y puede que ahora me esté dejando llevar por el buen sabor de boca que me ha dejado el final, pero es que de eso se trata, de la catarsis que te provoca en el momento, de salir del cine (una pena que no haya sido así con esta peli) alucinando y con ganas de compartir con el resto lo vivido.

Resultado de imagen de la llegadaY atención, porque aunque no se trate de un spoiler propiamente dicho, creo que quien no la haya visto debería dejar de leer al final de este párrafo, para no sentirse influenciado a la hora de afrontar la película desde un principio. Para los que la vayan a ver, simplemente disfrutadla, disfrutad una película que habla magistralmente sobre la comunicación y el lenguaje, sobre enfrentarnos a lo desconocido. Y ahora sí, podéis dejar de leer.


Una película hecha de piezas de puzzle que van encajando, y que no te das cuenta de que se trata precisamente de un puzzle hasta el momento en que la cinta empieza a llegar a su momento culminante. Momento en que acompañamos a una siempre notable Amy Addams por los "recuerdos" que nos ha ido dejando, tanto visuales como palabras o frases, y ves que todo funciona en tu cabeza, que todo tiene sentido, como si tú mismo estuvieras resolviendo la trama medio segundo por delante de la protagonista; todo ello endulzado por la banda sonora, con una composición espléndida, que funciona como remate de una película en la que a lo largo de sus casi dos horas la música pasa desapercibida, por prácticamente inexistente. Una película que consigue eso se merece todas mis felicitaciones.

martes, 10 de enero de 2017

Luke Cage


Lo siento mucho, pero no me ha gustado. Y digo que lo siento porque cada vez que doy mi opinión a alguien que la ha visto, se extrañan de que no me guste.
Básicamente no me gusta porque comparándola con las antecesoras (Daredevil y Jessica Jones) da un bajonazo en todos los aspectos; y las comparaciones no son odiosas, son necesarias.

Resultado de imagen de luke cageY aquí las razones por las que pienso así (y atención porque puede que haya algo de spoilers):
1. El personaje principal no llega al nivel de los otros, y aunque en ciertos momentos de los primeros capítulos si parece tener un algo, a lo largo de toda la temporada me da una sensación de futilidad, sinsabor, cansancio incluso (¿es cosa del actor o del personaje?, pero me produce un efecto somnífero cada vez que habla).
2. El malo, o mejor dicho, los malos, tampoco dan la talla, de hecho van a peor en la extraña progresión que hay de malo a malo. Me parecía mucho más interesante Cottonmouth que Diamondback, que resulta un malo de cliché, recitando versos de la Biblia y patético.
3. Las escenas de acción patéticas, rodadas muy pero que muy mal, tirando de la cámara lenta para conseguir un efecto incluso más lamentable. Ya sé que no puedo esperar escenas como las que se vieron en las dos temporadas de Daredevil porque Luke Cage no es precisamente ágil, pero de ahí a parecer un reparto de guantazos mal orquestados, dignos del más chabacano pressing catch (o WWE para los de hoy en día), hay un trecho.
4. Otras muchas escenas me parecen absurdas, con falta de seriedad y realismo, esas típicas escenas que a mí me sacan de quicio cuando lo que busco es algo que me convenza. Por ejemplo la pelea final en la calle, la gente viéndolos como si nada, los vítores absurdos, la entrada en escena de los distintos personajes...parece una obra de teatro de final de curso de una escuela de primaria.
5. El ritmo en general de la serie me parece muy lento, que sus trece capítulos son demasiados para lo que cuenta. Se podría haber dicho perfectamente en ocho, si Luke Cage hablara más rápido.